Biografía

biografia-dimas-gimeno

Desde muy joven soñé con hacer cine. Quería dedicarme a eso, pero en el 98 en España no había muchas opciones. Finalmente estudié Derecho en la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Lo compaginé con un curso de cinematografía en la escuela TAI y con mi primera experiencia como vendedor en la empresa familiar: El Corte Inglés. Trabajé cinco años como dependiente en el centro de Castellana (Madrid), donde nadie sabía que pertenecía a la familia fundadora. Entonces aún no imaginaba que antes de cumplir 40 años dirigiría la empresa líder en España y Europa del sector retail, con una facturación de 15 mil millones de euros, 90 centros comerciales en España y Portugal y más de 92.000 empleados.

Después de estudiar un Máster en Derecho Privado, trabajé seis meses como pasante en el departamento procesal del despacho privado Baker McKenzie antes de irme a Australia durante un año a estudiar dos cursos de cine y rodar dos cortometrajes.

Cuando volví a Madrid, me esperaba mi tío Isidoro —la gran figura empresarial de El Corte Inglés— con una oferta que no pude rechazar. Me proponía ir a vivir a Portugal para formar parte del equipo que estaba abriendo el primer centro de El Corte Inglés en Lisboa, y a mí me pareció lo bastante estimulante como para plantearme que no tenía por qué tener solo una pasión. Me gustó participar en el único proyecto de internacionalización del grupo hasta ahora. Un tiempo después dirigí la apertura del centro de Oporto, del que fui director.

Desde el momento en que volví a los Servicios Centrales de la mítica calle Hermosilla de Madrid como Director de Ventas y Marketing, todo sucedió muy rápido. Entré en el patronato de la Fundación Ramón Areces (2009), me convertí en Consejero (2010), luego en Consejero Director General (2013) y, tras el fallecimiento de mi tío, en el Presidente más joven de la historia de El Corte Inglés (2014).

Tras esta trepidante experiencia solo puedo decir que me apasiona lo que he vivido: el replanteamiento del negocio, la transformación digital, la continua reinvención de la oferta de un gigante del retail. Me enorgullece haber conseguido junto a mi equipo un aumento notable de los beneficios de la empresa durante mis años de gestión. He llegado a la conclusión de que, en el fondo, las películas y los negocios se parecen en muchas cosas.

Aunque el cine sigue siendo mi pasión, lo que realmente me interesa ahora es saber quién escribirá el guión del futuro del retail.

Y poner mi granito de arena compartiendo por este nuevo medio mi conocimiento y las novedades que me vaya encontrando por el camino.